En Kutuko Academy nos gusta trabajar al detalle pero sobre todo, desde el primer momento, tener las ideas claras y una buena base de conocimiento técnico y práctico, con la que potenciar a nuestros profesionales 3D, profesionales en infoarquitectura e interiorismo.

En Kutuko Academy formamos a futuros expertos en Corona Renderer.

Por ello, en este artículo veremos paso a paso, cuales son estos 5 imprescindibles de la Visualización Arquitectónica para crear un proyecto 3D con un acabado fotorrealista.

Las 5 claves:

  1. El modelado 3D en 3dsmax
  2. Los Materiales y su comportamiento
  3. La iluminación
  4. Tone Mapping
  5. La post producción
  • 1. El Modelado 3D en 3dsmax

    En el campo del modelado es muy importante el saber representar con exactitud, todos los detalles del modelo real en nuestro software de modelado 3D. Para ello es muy recomendable, tener unas buenas referencias de los objetos que tengamos que modelar.

    Si por ejemplo, tenemos que modelar un elemento de mobiliario, deberíamos tomarnos nuestro tiempo para buscar referencias que nos ayuden a visualizar mejor todos los detalles del modelo, que si no los representamos en nuestro modelo 3D, no tendrán el mismo efecto en nuestro trabajo.

  • 2. Los Materiales y su comportamiento

    Una vez tenemos nuestro modelo 3d, para una correcta creación de materiales arquitectónicos y alcanzar ese nivel de fotorrealismo, es vital estudiar los diferentes detalles que tiene un material y a su vez, invertir tiempo en entender cómo se comporta la luz cuando incide en su superficie.

    Para reproducir este tipo de materiales, aconsejamos trabajar con texturas de gran calidad que podemos obtener en numerosas webs. Algunas de nuestras favoritas son Poliigon.com o Quixel Megascans.

  • 3. La iluminación

    Con la iluminación, podemos transmitir estados de ánimo. “La luz, es luz.” dicen por ahí, pero trabajando con ella de una manera correcta, o incluso a veces, de manera artística, seremos capaces de contar en nuestra imagen algo mucho más profundo a lo que simplemente se puede ver, luz solar entrando por la ventana o ciertas luminarias encendidas sin mas.

    Por ejemplo, trabajar con intensidades con Lúmenes reales o Temperatura de color basada en Grados Kelvin, conseguiremos una iluminación mas real, más atractiva pero sobre todo fotorrealista.

  • 4. Tone Mapping

    Si queremos obtener una imagen 3D con acabado fotorrealista es muy importante tener este punto en cuenta. Esta técnica permite visualizar correctamente la imagen en nuestro monitor, evitando que veamos lo típicos “quemazones” en las zonas mas expuestas a la luz.

    Los motores de render, al trabajar de forma lineal (Linear Work Flow) no representan la luz de la manera a la que estamos acostumbrados a ver. Por ejemplo, una fotografía capturada con una cámara Reflex, en su interior ocurre este mismo proceso para que podamos ver la imagen correctamente a través de nuestros monitores.

    Para poder visualizar la imagen correctamente hay que hacer este tipo de tratamiento, que se compone de estos 3 sencillos pasos.

    • Reducción de Rango Dinámico
    • Aplicar un contraste
    • Compensar los balances de blancos de nuestra imagen.

    De estos tres, sobre todo los dos primeros pasos son esenciales. Solo una vez corregido el Rango Dinámico y añadido el contraste, podemos sentirnos seguros de que la configuración de la exposición que estemos manejando es la correcta.

  • 5. La post producción

    Es una de las partes mas importantes del proceso de la realización de una imagen 3D con acabado fotorrealista. Podríamos incluirla dentro del anterior punto, ya que el Tone Mapping, es un proceso de post producción pero nos gusta darle el peso que se merece puesto que es una clave vital. La corrección de la imagen se puede realizar hoy en día a través de la ventana de renderizado, la cual nos ofrece unas herramientas muy precisas y cómodas a la hora de si tenemos que hacer una post producción sencilla. Pero este proceso va mas allá puesto que, es posible que además de comprimir Rango Dinámico, añadir contraste a la imagen y balancear los tonos de la imagen, tengamos que cambiar un fondo, como por ejemplo añadir un cielo, añadir personas o ajustar localmente alguno de los objetos que componen nuestra imagen, por exigencias del cliente final o de composición o estilo.

    Para tener un mejor control en todo momento de nuestra imagen, se recomienda guardarla desde la ventana de renderizado sin ningún ajuste de Tone Mapping y en formato EXR con 32 bits por canal, lo cual nos permitirá tomar todo tipo de decisiones en el proceso final de nuestra imagen 3D con acabado fotorrealista. El proceso de realizar este tipo de imágenes, puede volverse muy engorroso dependiendo de las características de cada proyecto. Pero si desde un principio tenemos en cuenta estos cinco pasos imprescindibles, lograremos tener bajo control el resultado final que estamos buscando y este no es otro que obtener una imagen 3D con acabado fotorrealista.

Esperamos que os haya gustado y que desde ahora os fijéis más en cómo trata la luz al entorno que nos rodea que, reproducirlo, no es fácil y tiene su técnica 😉

Si queréis saber más sobre el fotorrealismo os recomendamos echar un vistazo a este workshop de Corona Renderer.

¡Nos vemos pronto y hasta el próximo post!

Leave a Reply

X